blog

Como arquitecto, ingeniero o contratista, uno de los aspectos más importantes de tu trabajo es crear una estimación de costos de un proyecto de construcción para tu cliente. Esta estimación ayudará a tu cliente a determinar si el proyecto es viable y cuál debe ser su presupuesto.

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto, y en esta entrada del blog hablaremos de algunos de los más importantes y de cómo una herramienta como BIM puede ayudarte en el proceso.

Sigue leyendo para saber más sobre cómo crear un presupuesto preciso y fiable para tu próximo proyecto de construcción.

Definir el alcance de tu proyecto de construcción con BIM  

Cuando hablamos de la gestión de proyectos BIM, debemos saber que es el responsable de definir el alcance de un proyecto de construcción, lo que incluye establecer directrices, planificar plazos, coordinar recursos y determinar objetivos.

Es importante tener una idea clara de lo que hay que hacer en cada paso del proceso para completar el proyecto de forma eficiente y a tiempo. Y es que un gestor de proyectos BIM eficaz tendrá en cuenta todos los aspectos del trabajo en el que está trabajando y creará un plan de acción que describa cómo se completarán las tareas, de principio a fin.

A lo largo de este proceso, es esencial tener buenas dotes de comunicación con los miembros del equipo, así como técnicas de resolución de problemas lógicas y eficaces. Con un gestor de proyectos BIM experimentado al timón y una cuidadosa atención a los detalles, puedes estar seguro de que tu proyecto de construcción se completará con éxito.

Costo de los materiales y mano de obra  

El coste de los materiales y la mano de obra para proyectos de construcción en una zona determinada puede variar enormemente en función del tamaño, el alcance y la complejidad del proyecto. Es importante contar con una estimación precisa de los costes de materiales y mano de obra antes de iniciar un proyecto de construcción para garantizar que se completará dentro del presupuesto.

Para obtener una estimación de los costes, el mejor lugar para empezar es investigar el coste de los materiales y la mano de obra en la zona. Los proveedores locales de materiales de construcción pueden facilitar información sobre los precios de la madera, el hormigón y otros materiales necesarios para los proyectos de construcción. Considera también la posibilidad de consultar a sindicatos o contratistas locales que puedan facilitarte estimaciones de los costes de mano de obra asociados a determinados tipos de trabajo, como la carpintería, albañilería y pintura.

Una vez que tengas una buena estimación del coste de los materiales y la mano de obra, utilízala para crear un presupuesto para tu proyecto de construcción.

Fondo de imprevistos para el proyecto

Un fondo para imprevistos añade una valiosa capa de protección a cualquier proyecto de construcción. Ayuda a mitigar los costes de problemas inesperados que puedan surgir en el transcurso de un proyecto, como sobrecostes o escasez de mano de obra. Por ello, es esencial que tanto los contratistas como los gerentes del proyecto reserven fondos adicionales que puedan utilizarse en caso de gastos inesperados.

El valor del fondo para imprevistos debe basarse en una serie de factores, como el alcance y la complejidad del proyecto, el tamaño del equipo asignado al mismo y los posibles riesgos asociados. En general, los grandes proyectos con plazos largos suelen requerir fondos para imprevistos mayores que los pequeños. También es importante tener en cuenta los riesgos potenciales asociados al proyecto, como catástrofes naturales o escasez de mano de obra. Tener en cuenta estos riesgos puede ayudar a garantizar que el fondo para imprevistos sea suficiente para cubrir cualquier coste inesperado.

Además de sus ventajas financieras, un fondo para imprevistos también ayuda a garantizar que el proyecto siga avanzando por buen camino. Al proporcionar recursos adicionales para gastos imprevistos, garantiza que los retrasos y las interrupciones se reduzcan al mínimo y que los proyectos se terminen a tiempo y dentro del presupuesto.